Acudir al Quiropráctico sin tener dolor

¿Por qué acudir al Quiropráctico sin tener dolor?

¿Por qué seguir con la Quiropráctica si ya te encuentras mejor?

¿Vas al dentista a hacerte una revisión periódica del estado de tu dentadura? Seguro que la respuesta a esta pregunta es afirmativa. No dejamos de ir con cierta frecuencia para asegurar que nuestros dientes están sanos y sin caries. O al menos deberíamos.

La Quiropráctica se fundamenta en la evidencia de que una columna vertebral y un sistema nervioso bien cuidados previenen multitud de patologías y ayuda a mantener nuestro cuerpo al 100%. Su objetivo final, como siempre decimos, es el de cuidar la integridad funcional del sistema nervioso.

Podríamos decir que la mayoría de personas que acuden a la Quiropráctica lo hacen por una afección concreta relacionada con alguna interferencia tanto a nivel vertebral como de su sistema nervioso. El paciente quiropráctico acude a la consulta por dolor. La remisión de síntomas es un efecto colateral del cuidado quiropráctico. Estos pacientes que ya presentan esta sintomatología deberían prestar especial atención a su mantenimiento una vez recuperada la movilidad, flexibilidad y/o eliminado el dolor.

 

¿Por qué? why question por qué

Porque nuestro día a día, nuestro trabajo, el estrés, etc. hace que la tendencia lógica de nuestro sistema sea la de reincidir en los hábitos y tensiones a los que hemos sometido a nuestra columna durante tanto tiempo. Por eso siempre recomendamos una revisión periódica.

La base de la Quiropráctica es totalmente científica, ya que al verse liberada la tensión de los nervios espinales, mediante los ajustes se potencia mejor el funcionamiento  del organismo restaurando con ellos el flujo nervioso y eliminado las “subluxaciones”. Estas provocan interferencias en el sistema nervioso que, a su vez, refleja desequilibrios a nivel muscular, celular y/u orgánico. En un principio pueden ser asintomáticos pero con el tiempo causan dolor y síntomas claros.

La diferencia entre un paciente y un usuario de la Quiropráctica radica básicamente en su motivación. El usuario acude por prevención primaria mientras que el paciente lo hace por prevención secundaria o terciaria. Hay que ser muy consciente que la mejoría súbita que los pacientes experimentan es fruto de un tratamiento puntual e intensivo que restablece la función óptima del cuerpo.

En tus manos está darle continuidad a tu bienestar.

manos, cariño, cuidado, protección

1 comentario en “Acudir al Quiropráctico sin tener dolor”

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Fabián Migoya Herrera
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://quiropracticamar.com/aviso-legal/.