Quiropráctica para dormir mejor

¿Tienes problemas para dormir? ¿Te levantas por la mañana con la sensación de no haber descansado? ¿Te despiertas al menor ruido y te cuesta conciliar el sueño de nuevo? ¿Eres de los que se despiertan de madrugada y ya no pueden volver a dormir?

Seguramente te sientes identificado con una o más de las preguntas del párrafo anterior. En ese caso seguramente padezcas de Insomnio. Aunque todos sabemos lo que es no está de más definirlo: El insomnio es un trastorno del sueño que puede manifestarse como dificultad para conciliar el sueño (insomnio inicial), despertarse frecuentemente durante la noche o despertarse muy temprano por la mañana, antes de lo planeado (insomnio terminal).1​ Según la duración del problema también puede dividirse en insomnio agudo si dura menos de 4 semanas, subagudo cuando tiene una duración de entre 4 semanas y 6 meses, o crónico si dura más de 6 meses.

CAUSAS DEL INSOMNIO

El insomnio no puede ser atribuido a una sola causa y tampoco disponemos de un tratamiento etiológico, por lo que es necesario un abordaje multifactorial y muchas veces individualizado para cada paciente. El insomnio puede ser el problema principal o puede estar asociado con otras afecciones.

Las causas frecuentes del insomnio crónico comprenden algunos de los siguientes aspectos:

  • Estrés. Las preocupaciones relacionadas con el trabajo, los estudios, la salud, el dinero o la familia pueden mantener la mente en actividad durante la noche, lo que dificulta el sueño. Acontecimientos estresantes de la vida o traumas, como la muerte o la enfermedad de un ser querido, un divorcio o la pérdida de un trabajo, también pueden causarlo
  • Viajes u horarios de trabajo. Los ritmos circadianos actúan como un reloj interno y regulan el ciclo circadiano, el metabolismo y la temperatura corporal. La alteración de los ritmos circadianos del cuerpo puede causar insomnio. Las causas abarcan el desfase horario por los viajes a través de varias zonas horarias, el trabajo en turnos de tarde/mañana/noche , o el cambio de turno con frecuencia.
  • Malos hábitos de sueño. Los malos hábitos de sueño incluyen los horarios irregulares de acostarse, las siestas, las actividades estimulantes antes de acostarse, un entorno de sueño incómodo y el uso de la cama para trabajar, comer o mirar televisión. El uso del PC, televisión, videojuegos, smartphones u otras pantallas antes de acostarse pueden afectar el ciclo del sueño.
  • Alimentación en exceso en la noche. Está bien ingerir un tentempié liviano antes de acostarse, pero comer en exceso puede causarte molestias físicas cuando estás acostado. Muchas personas también tienen acidez estomacal, el flujo retrógrado de ácido y comida que va desde el estómago hasta el esófago después de comer, lo que puede mantenerte despierto.

Además, el insomnio crónico puede estar asociado con enfermedades o con el uso de determinados fármacos. El tratamiento de la enfermedad puede ayudar a mejorar el sueño, pero el insomnio puede persistir después de la mejoría de dicha enfermedad.

Otras causas frecuentes del insomnio son las siguientes:

  • Trastornos de salud mental. Los trastornos de ansiedad, como el trastorno por estrés postraumático, pueden alterar el sueño. Levantarse muy temprano puede ser un signo de depresión. Con frecuencia, el insomnio ocurre también junto con otros trastornos de salud mental.
  • Medicamentos. Muchos fármacos recetados pueden afectar el sueño, por ejemplo, ciertos antidepresivos y medicamentos para el asma o la presión arterial. Muchos medicamentos de venta libre, como algunos analgésicos, medicamentos para la alergia y el resfriado, y los productos para adelgazar, contienen cafeína y otros estimulantes que pueden alterar el sueño.
  • Afecciones. Los ejemplos de afecciones relacionadas con el insomnio incluyen el dolor crónico, el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardíacas, el asma, la enfermedad del reflujo gastroesofágico, el hipertiroidismo, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer.
  • Trastornos relacionados con el sueño. La apnea del sueño produce pausas respiratorias periódicas durante la noche, lo que interrumpe el sueño. El síndrome de las piernas inquietas produce sensaciones poco agradables en las piernas y un deseo casi irresistible de moverlas, lo que puede impedir conciliar el sueño.
  • Cafeína, nicotina y alcohol. El café, el té, las bebidas cola y otras bebidas con cafeína son estimulantes. Beberlas a última hora de la tarde o de la noche puede impedirte que concilies el sueño nocturno. La nicotina de los productos de tabaco es otro estimulante que puede afectar el sueño. El alcohol puede ayudarte a conciliar el sueño, pero impide que se alcancen las fases del sueño más profundas y, a menudo, hace que te despiertes en medio de la noche.

 

¿Cómo puede la Quiropráctica ayudarme a dormir?

El sistema nervioso autónomo está dividido en dos partes, el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático: el acelerador y el freno. El acelerador está más activo cuando estamos despiertos y necesitamos hacer cosas. El freno se activa con la digestión, el relax, y el descanso. El no poder dormir indica disfunción en la habilidad del cuerpo para adaptarse entre estos dos estados. Cuando el sistema nervioso simpático está extremadamente activo, nuestro “freno” o sistema nervioso parasimpático pierde, en parte, su protagonismo. Esto, inevitablemente, nos lleva a sentirnos agitados, estresados y también a no poder conciliar el sueño o a despertarnos a mitad de la noche.

La Quiropráctica ayuda a equilibrar «el freno y el acelerador» para que cuando llegue la noche la persona pueda dormir bien y esto ayuda en todo. Al dormir bien el cuerpo repara tejidos y se recupera. Es por ello que el insomnio es un síntoma en el cual las personas experimentan rápida mejoría con la quiropráctica.

sistema nervioso autónomo

La quiropráctica es un remedio natural y no invasivo que ayuda a relajarse y a estabilizar los ritmos biológicos del organismo. Esto hace que la mayoría de las personas que acuden regularmente al quiropráctico mejoren las horas y la calidad del sueño.  Los ajustes quiroprácticos tienen un poderoso efecto sobre el sistema nervioso. Por un lado, descomprimen los nervios que estaban presionados o interferidos por vértebras subluxadas, cosa que ya por sí misma hace que disminuya el dolor y la inflamación, en caso de que exista. Al tiempo, consigue que todo nuestro organismo empiece a trabajar nuevamente de forma idónea, lo que en muchas ocasiones ya nos facilita la relajación. Por otra parte, con los ajustes vertebrales se consigue equilibrar nuestro sistema nervioso autónomo. De esta forma, el sistema nervioso parasimpático vuelve a recuperar sus niveles idóneos de actividad, con lo que fomenta nuestro descanso físico y mental.

 

Es habitual ver en nuestras consultas pacientes que acudieron por otras dolencias manifestar que, de repente, duermen mejor. De hecho es una de las preguntas que solemos hacer cuando llamamos para saber las primeras reacciones. Muchos no sabían lo que era dormir bien hasta que recibieron su primer ajuste y se sorprenden al comprobar lo bien que se siente uno después de una noche de pleno descanso.

Si tienes alguna pregunta o duda al respecto ponte en contacto con nosotros y concierta hoy mismo una primera visita

 

Fuentes:

www.laquiropractica.info

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/insomnia/symptoms-causes/syc-20355167

https://es.wikipedia.org/wiki/Insomnio

2 comentarios en “Quiropráctica para dormir mejor”

  1. Hola buenas! Quería saber cómo funciona esta práctica y si funciona para migrañas y dolores de cabeza. Hay noches q el dolor de cabeza no me deja dormir

    • Buenos días
      La Quiropráctica es una profesión sanitaria de primer contacto que se encarga del diagnóstico, tratamiento y prevención de las alteraciones mecánicas de la columna vertebral en particular y del sistema neuro-musculo-esquelético en general.
      En nuestro blog encontrarás información de cómo la Quiroprácica puede ayudar con el tema de las migrañas y de las cefaleas. https://quiropracticamar.com/dolor-de-cabeza-y-quiropractica/
      Siempre se hace una primera visita para valorar el estado de salud general y en esa misma visita el quiropráctico te explicará cómo puede ayudarte con tu problema, que, por desgracia es muy común. La parte positiva es que tiene muy buen pronóstico

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Fabián Migoya Herrera
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://quiropracticamar.com/aviso-legal/.