fbpx

Tratamiento de Parafina para el dolor Músculo-Articular

Tratamiento para el Dolor Músculo-Articular y los procesos Reumáticos mediante Conducción por medio de la Parafina.

La Parafina es un grupo de hidrocarburos alcanos. Por su aspecto (blanco) maleable, su alta conductividad térmica, por su falta de afinidad con otras sustancias, y dado su escasa reacción química es por lo que se utiliza como agente terapéutico y calmante del dolor.

La aplicación del calor en la medicina es seguramente la forma más remota de la técnica terapéutica, logrando una actitud científica en relación a los conceptos básicos fisiológicos de esta técnica en concreto.

La temperatura del organismo humano es una constante entre 35º y 37º en condiciones normales, mediante un control térmico a nivel del SNC (Sistema Nervioso Central).

INDICACIONES

Gracias a sus propiedades y características su utilización en el campo de la Medicina es bastante extensa. Se recomienda para el tratamiento de:

  • Artritis
  • Procesos reumáticos  Arttrosis artritis
  • Rigidez Articular
  • Tendinitis
  • Torceduras
  • Trastornos musculares (contracturas musculares)
  • Procesos Menstruales Agudos / Crónicos
  • Periartritis escapulo-humeral
  • Algias vertebrales

 

Respuestas Fisiológicas a la aplicación de calor (Parafina)

 

Por ejemplo, cuando el calor se aplica a un nervio periférico (nervios del cuerpo que se extienden fuera del sistema nervioso central) se produce un aumento en el umbral del dolor en el área enervada por este, sin llegar a afectar su función motora. Incluso se puede elevar el umbral del dolor por el calentamiento de la piel.

Se ha observado que cuando se calienta la pared abdominal se produce un blanqueamiento de la mucosa gástrica y una reducción de la acidez. La musculatura lisa del sistema gastrointestinal se relaja, provocando una disminución de la peristalsis (contracción natural del estómago y los intestinos) y constituye la base del alivio de los cólicos gastrointestinales. Lo mismo sucede a nivel de la musculatura del útero, reduciendo los cólicos y dolores menstruales.

 

Además se ha observado también que:

  • Induce a la vasodilatación cutánea profusa e intensa sudoración. Dicha acción tiene una reacción antiedematizante, por su influencia en la circulación hemolinfática.
  • Tras la aplicación de varias capas de Parafina se logra ejercer una presión constrictiva de la zona, similar a un vendaje, por lo que su aplicación en los trastornos con presencia de alteración vascular periférica es bastante recomendable, especialmente en los postraumáticos.
  • Provoca calor exógeno o superficial, lo cual mejora tanto la dilatación y circulación sanguínea como la oxigenación.
  • Gracias a que su conductividad y calor específicos son bajos, su aplicación directa sobre la piel no provoca quemaduras, transfiriendo el calor por conducción.
  • Mediante el mecanismo de la termolipólisis ayuda y favorece en la disminución de la grasa subcutánea.
  • Aumento de la circulación linfática.
  • Aumento de la flexibilidad del tejido colágeno, por lo cual disminuye la rigidez articular.
  • Alivio del dolor.
  • Disminuye el espasmo muscular y colabora con la reabsorción de infiltrados inflamatorios, edemas y exudados (salida de una sustancia o líquido de una zona en la cual está contenido)

 

CONTRAINDICACIONES

  • Trastornos de la sensibilidad
  • Procesos febriles
  • Embarazadas
  • Trastornos circulatorios severos
  • Neoplasias Malignas (Cáncer)
  • Trastornos hemorrágicos

 

Métodos de Aplicación

Gracias a que la conductividad y calor específicos de la Parafina son bajos, se puede aplicar a alta temperatura sin provocar quemaduras ni lesiones en la piel. Existen dos métodos de aplicación:

  • Método de inmersión que consiste en sumergir la zona a tratar varias veces hasta crear una capa homogénea.

  • Método de embrocaciones o pinceladas. Este método se aplica por medio y con ayuda de un pincel o brocha, realizando pinceladas de entre 10 y 15 capas.

El tiempo de tratamiento puede variar entre 15 y 20 minutos. Antes de iniciarlo el paciente será sometido a una serie de pruebas y exámenes físicos con el fin de diagnosticar y/o descartar cualquier trastorno que impida la aplicación de la terapia.

 

Si necesitas más información al respecto ponte en contacto con nosotros y te informaremos sin ningún compromiso.

 

Lic. Fisioterapia – Yusef Vega

2 comentarios en “Tratamiento de Parafina para el dolor Músculo-Articular”

  1. Hola que tal, yo tengo a mi mamá de 82 años y mi esposa de 45 años, ambas sufren artrosis, puedo ponerles parafina con un pincel en las articulaciones de los brazos y las piernas???? Tambien podria, ponerle con un pincel en la zona lumbosacra????… Espero su respuesta Muchisimas gracias!!!!

    • Buenos días Luis Mariano, el uso de la parafina con fines médicos debe ser aplicado por un profesional ya que podrían existir factores que desaconsejaran su utilización. Nuestro fisioterapeuta lo aplica en nuestros centros siempre después de realizar la anamnesis de los pacientes y si no hay inconveniente para su aplicación.

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Neurobiomechanical Aplications SL..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Nominalia Internet SL (https://www.nominalia.com/) que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Configurar cookies   
Privacidad