fbpx

El Dolor de espalda, el más común de los dolores

Cuando el diagnóstico no alivia

Nos habréis oído decir por activa y por pasiva que el dolor de espalda, en concreto el lumbar (lumbalgia o lumbago) es una de las primeras causas de baja laboral en España. A pesar de los avances médicos y de la mejora en las pruebas diagnósticas, el pronóstico no ha mejorado en nada sino todo lo contrario. Los pacientes buscan respuestas y las encuentran pero lo que no encuentran es ni mejoría ni alivio.

Cuando a alguien le duele la espalda se le realizan radiografías, resonancias, etc… donde se ve todo. Esa persona está deseando que le den un diagnóstico certero de la causa de su dolor para así encontrar el remedio infalible que se lo quite. En muchos de estos casos el resultado de las pruebas suele ser hernia discal, protrusión o degeneración. ¿Te suena la artrosis? A eso nos referimos. Ya tenemos el diagnóstico pero no significa que el tratamiento nos vaya a quitar el dolor, porque igual el dolor no lo está causando esa hernia. No estamos mirando el problema desde el punto de vista de la causa sino de la consecuencia. Hay que mirarlo como un problema global con múltiples causas y variaciones.

Hernia, ¿causa o consecuencia?

Según múltiples estudios, entre el 40% y el 75% de los pacientes que NO tienen dolor lumbar, tienen, sin embargo, hernias discales. En el 30% de los casos incluso tienen más de una. Igual te sorprende el dato pero este solo nos indica que cuando buscamos la causa del dolor, la hernia no sea más que solo un síntoma más de que algo no está funcionando como debería.

Vamos a fijarnos en la columna vertebral y más concretamente en nuestros discos, esas especies de almohadillas que hay entre las vértebras. Están constituidos en casi un 90% por agua, de ahí también la importancia de tener un cuerpo bien hidratado. Pero en muchas ocasiones los discos aparecen deshidratados. Los discos no se hidratan con agua y nutrientes, no hay un canal que les provea de estos “alimentos”, necesitan del movimiento para bombear el líquido sinovial que los rodea. Si un disco está deshidratado podemos deducir que es porque no se mueve como debería, que está bloqueado. Ahí comienza la degeneración del disco. Al no moverse pierde altura, “se chafa”, y pierde la capacidad de amortiguar las cargas o pesos, que es su función principal. Con el tiempo el daño se va agravando y aparece la protrusión, que es el paso previo a la hernia.

 

hernia discl

 

Así que ya sabemos que la mayoría de la población tiene problemas a nivel discal y que esto no quiere decir que ellos sean la causa del dolor de espalda sino un síntoma del problema: la columna no está funcionando bien. Si tratamos el síntoma de forma aislada no acabaremos con el problema, hay que ir más allá, estudiar a la persona, el funcionamiento de su cuerpo y ver qué es lo que está pasando. El camino que ha recorrido un paciente hasta llegar al punto actual está lleno de señales que no solemos escuchar. Solo nos damos cuenta cuando el mal ya está hecho y aparecen los síntomas.

Cómo puede ayudar la Quiropráctica

Suele ocurrir que acuden a nosotros personas recomendadas por alguien que les ha comentado que le hemos curado su hernia discal. Hemos de aclarar que la quiropráctica no “cura” las hernias, sino que elimina las interferencias que ocurren en nuestro cuerpo para devolverle su capacidad innata de regenerar. Al eliminarlas los dolores tienden a desaparecer. Afortunadamente se ha comprobado que las hernias discales “se curan a nivel sintomático”, y en algunos casos especiales pueden reabsorberse. Según estudios, entre el 50 y el 80% de las hernias discales remiten los síntomas solas y sin cirugía, aunque los discos queden dañados. Lo cual no impide que siga empeorando si no quitamos la causa del problema.

Y después de todo esto solo nos queda decir que no esperes a que te duela la espalda para empezar a cuidarte. El dolor es el último signo de que algo no está funcionando bien. La columna vertebral la debemos cuidar siempre, desde que nacemos.  La prevención primaria es el  camino adecuado: cuidarse antes, mejor que después.

La ausencia de dolor no significa que esté bien, simplemente no ha llegado al punto de no retorno.

Pide hoy mismo una primera visita en nuestro centro y comienza a cuidarte de una manera natural

 

Estudios referidos:

Regresión espontánea de hernias discales intervertebrales. A propósito de una serie de 37 casos

Resolución espontánea de hernia de disco lumbar

Spontaneous regression of herniated nucleus pulposus

 

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Neurobiomechanical Aplications SL..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Nominalia Internet SL (https://www.nominalia.com/) que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Configurar cookies   
Privacidad